Tinta y arte inteligente

Es irrefutable el hecho de que en la actualidad -con la era de los medios digitales en boga-, la impresión digital se ha convertido en una herramienta no solo más solicitada; sino también algo que crece constante y rápidamente, dando cada vez más de que hablar conforme avanza junto con las nuevas tecnologías.

Desde hace ya más de un par de décadas, la tinta para impresión digital se considera el elemento más importante para la impresión en alta resolución y gran formato (offset). CYMA, se ha preocupado por desarrollar productos de la más alta calidad, para satisfacer siempre las necesidades de todos sus clientes… Por tanto, es necesario considerar que como empresa se debe estar a la vanguardia; así como en contacto con la innovación y las expectativas a nivel global.

Bajo éste criterio (ya mencionado con antelación), presentamos el siguiente dato:

El tema de la impresión digital se ha revolucionado de tal modo que, hoy día, también ha sido parte fundamental para generar contenidos de arte digital.

Aunque el arte se había considerado siempre una labor exclusiva de los seres humanos, existe ya una tendencia que propone que las maquinas -supuesto work in progress de IA- desarrollen contenidos artísticos, a través del reconocimiento de imágenes (o patrones de imágenes), para crear: paisajes, animales; y hasta edificios.

Claro que… como se puede suponer, tienen tintes un cuanto “impresionistas” -por no decir alucinatorios-. Básicamente, lo que hacen las maquinas con esta nueva clase de contenidos es reconocer las características de cierta imagen, para a posteriori modificarla. Finalmente, el resultado es un producto modificado más allá de todo reconocimiento con el contenido original.

En excelsior hay  quienes consideran éste nuevo arte como algo divertido; otros algo aterrador.

¿Qué opinas tú de esta nueva propuesta?

 

 

Disfrutando nuevos sabores

nuevos sabores

Quiero platicarles sobre mi más reciente noche de copas, no se preocupen, no pienso contarles sobre mis vergonzosas hazañas o las de mis amigos, solo quiero comentarles sobre la belleza de bebidas que uno de mis amigos nos ofreció.

Todo empezó un lunes como cualquier otro en el trabajo, uno de mis compañeros se reportó enfermo y muchos estábamos algo resfriados y sin ganas de hacer mucho debido al repentino frío que azotó la ciudad.

De pronto, el compañero enfermo hizo una llamada misteriosa, nos dijo que extrañamente una caja de cerveza artesanal mexicana apareció detrás de su puerta. Quizá alguien se equivocó y las entregó en la dirección equivocada o tal vez se trataba de algún tipo de broma. Nos contó que no sabía si siquiera abrir una de las botellas para probarla o si debía dejarlas en la basura. Finalmente abrió una que se veía bien, con toques de café y chocolate amargo, resultó una excelente bebida, fidedigna y deliciosa, el nombre de la marca era Le Malta.

Como pueden imaginar, el motivo de su llamada era para que fuéramos a su casa saliendo de la oficina y pasáramos una buena velada probando cervezas artesanales de diversos sabores. Nadie dudó y comenzamos a planear la tarde, unos pasarían a comprar unos buenos quesos y algunos otros se adelantarían para preparar el terreno: Cartas, videojuegos y quizá algún desafío de destreza para cuando nuestra visión se convirtiera en un obstáculo para nosotros.

Al llegar, todo transcurrió justo como lo planeamos, disfrutamos con los amigos y nos divertimos, a la vez de probar unas bebidas que en realidad tenían un sabor delicioso. Por cierto, se trataba de más de alrededor de cuarenta cervezas, las cuales vaciamos en cuestión de horas.

El problema vino a la mañana siguiente, cuando debíamos emprender el camino de vuelta al trabajo. Obviamente nadie durmió y tomamos turnos para usar la ducha de nuestro amable anfitrión para ocultar un poco el aroma a fiesta de nuestros cuerpos (porque de la ropa imposible). Ese día en la oficina fue miserable para todos, teníamos un dolor de cabeza insufrible y nuestro rendimiento fue el mínimo. Finalmente terminó la jornada y cada quién partió a su casa directamente a la cama, obviamente después de un par de inevitables aspirinas.

Cosas que no sabías de los Helicópteros

El helicóptero es una de las invenciones más interesantes de la humanidad. ¿Con qué fin se inventaron? Su principal ventaja es que no necesita de una pista para despegar, y para aterrizar ocupa muchos menos espacio. La renta de helicópteros es algo común por gente adinerada y cadenas de TV. Sin embargo, poco es lo que se sabe de estas interesantes  aeronaves.

Junto al tanque, la ametralladora y el planeador; el helicóptero pertenece al club de propuestas tecnológicas que hizo Leonardo DaVinci a lo largo de su vida. Compuesto de una hélice espiral, el helicóptero de DaVinci fue uno de los primeros bosquejos para fabricar helicópteros.

No fue hasta el siglo XX que se logró crear el primer helicóptero motorizado. Los primeros modelos de helicóptero fueron compactos, y fue utilizado al principio para misiones de rescate. En las siguientes décadas, el desarrollo tecnológico permitió su uso en muchísimas otras áreas, entre las que encontramos: construcción, operaciones militares, transporte, lucha contra incendios, búsqueda y vigilancia. Por su capacidad de mantenerse inmóvil en el aire; el helicóptero tiene usos específicos que serían imposibles de realizar para otras aeronaves o muy tardadas por unidades terrestres.

Hoy, grandes ejecutivos de empresas y bancos como Banamex optan por viajar en helicóptero para llegar a citas que se encuentran en los alrededores de la Ciudad de México; ahorrándose horas de traslado terrestre. Incluso hay quienes hacen estos viajes para llegar a distintos puntos dentro de la misma ciudad.

Y aunque parezca que volar es una experiencia exclusiva para magnates y periodistas, hay empresas como Aero Tours Atizapan que ofrecen distintos paquetes para dar un paseo en helicóptero. Ya sea para contemplar el paisaje desde el cielo o para impresionar a tu pareja, uno puede tener estas experiencias a precios bastante accesibles.

¿Te subirías al helicóptero de DaVinci? COMPARTE en tus redes sociales si te gustó mi post. Nos leemos en el siguiente blog.

¡Nos vemos!